Invade sargazo a Tulum y playas oaxaqueñas

  • Piden prestadores de servicios turísticos acción de las autoridades

 

Clase Turista

Prestadores de servicios de Tulum, en Quintana Roo, y en Oaxaca demandaron acción inmediata de las autoridades para atender el problema del sargazo que desde ayer inundó sus playas y afecta principalmente al turismo.

Tulum muestra llegada de la macroalga en 20 metros de longitud playa adentro, confirmó el presidente municipal Víctor Mass Tah, y agregó que se tiene previsto duplicar el número de personas que se dedican a limpiar los tres kilómetros que corresponden a playas públicas, porque en los últimos días la llegada del alga tuvo un fuerte incremento; al igual que en los litorales de Puerto Morelos, con tres días con arribo inusual de sargazo.

En todos los años anteriores no se habían registrado problemas con el sargazo, y se confirmó que ya hay  trabajo coordinado para el retiro de la macroalga.

Adicionalmente, informó que existe el apoyo de seis máquinas sargaceras, dos retroexcavadoras y seis volquetes, todo ello solo para atender los tres kilómetros municipales de playa, pues el resto, de los 10 con que cuenta el municipio, corresponde a los hoteleros con quienes también trabaja en coordinación.

Oaxaca con sargazo y aguas negras

En las playas de Oaxaca, principalmente del istmo, la presencia de sargazo afecta los destinos turísticos de alta afluencia y también a pequeñas cooperativas de pescadores como Playa Vicente en Juchitán, Oaxaca.

Diariamente se retiran seis toneladas de alga marina con palas y costales, pero los pescadores denuncian también que a dicho problema se suma la contaminación por aguas negras, sobre todo en la ciudad de Juchitán que no cuenta con plantas para tratar las aguas residuales que son vertidas a la Laguna Superior del Golfo de Tehuantepec.

La descomposición de las algas mezcladas con las aguas negras genera malos olores y afecta sobremanera a 350 pescadores que subsisten de los visitantes locales, que frecuentan sus 50 restaurantes de pescados y mariscos.