Belize, una ventana al mundo maya

  • Tiene más de mil sitios arqueológicos registrados

 

Clase Turista

Belize es uno de los destinos preferidos para los amantes de la cultura maya, ya que en el país caribeño se localizan al menos 1,400 sitios registrados que muestran la majestuosidad de los templos ceremoniales, palacios y juegos de pelota ancestrales.

La mayoría de estos lugares se encuentran ocultos entre la vegetación de la selva tropical, sin embargo, los turistas pueden explorar algunos de estos vestigios a través de tours que ofrecen visitas guiadas. Como parte de los más importantes están:

Caracol, ubicado en la Reserva Forestal Chiquibul en el distrito de Cayo, es uno de los templos mayas más antiguos de Belize. En él se encuentran numerosos templos tallados, el principal es Canaã ("lugar del cielo"), que con una altura de 143 pies, además de ser la estructura artificial más alta del país, ofrece increíbles vistas de la selva.

Cerros es el único sitio maya beliceño situado en la costa. Cerro Maya fue el primer centro comercial maya construido a lo largo de la costa en el año 50 a. C. Los comerciantes mayas llegaron en canoa desde la costa a través de la Bahía de Chetumal, así como desde el río Hondo en el norte y el Río Nuevo al sur.

Lamanai es una de las zonas mayas más grandes de Belize. Se encuentra en la orilla de la laguna New River en el distrito de Orange Walk. Tiene una arquitectura monumental de templos y palacios que datan de los períodos Clásico y Preclásico. Ubicado en un bosque tropical y con impresionantes vistas desde varios de sus grandes templos, Lamanai regala una visión única de la cultura de los mayas y la diversidad biológica de la selva tropical.

Altun Ha, el sitio arqueológico más cercano a la ciudad de Belize, fue un importante centro ceremonial de la cultura maya y el lugar donde se descubrió la famosa Cabeza de Jade del dios del sol maya "Kinich Ahau".

Aunado a la exploración de los vestigios, para los turistas que quieran vivir la experiencia de adentrarse a la cultura, en Aguacate, una pequeña villa al sur de Belize, mediante el programa “Maya Village Homestay Network”, los turistas son invitados a formar parte del día a día de una familia maya, con quienes conviven bajo el mismo techo, realizan las actividades de la comunidad y ayudan a la preparación de los alimentos tradicionales, entre otros.

Esta actividad es una de las más solicitadas por los jóvenes aventureros que más allá de disfrutar los atractivos del destino, buscan formar parte de una de las culturas más importantes y enriquecedoras del mundo.