4 hoteles en Toronto para tener una experiencia de lujo         

  • Una gran variedad para todos los gustos y estilos

 

Clase Turista

 

Hilton Toronto

Si lo que deseas es accesibilidad, este hotel es la mejor opción para comenzar una aventura en Toronto y consentirte al mismo tiempo. Inicia el día con el pie izquierdo, toma una café recién preparado o un té de maple y disfruta del amanecer con una clase de yoga en el segundo piso del hotel. Por último, antes de explorar la ciudad, degusta un delicioso desayuno en Tundra ubicado en el lobby del hotel. Este restaurante te ofrecerá sabores y antojos de todo el mundo, en un ambiente completamente canadiense.

 

Hilton Toronto se encuentra en el corazón de la ciudad, a tan solo 10 minutos de distancia de las atracciones principales. Ya sea que quieras visitar la CN Tower, dar un paseo por Nathan Philips Square y parar para tener una tarde de compras en el Eaton Centre. Basta con tomar una pequeña caminata para disfrutar de lo mejor que la ciudad tiene para ofrecerte.

 

 

Shangri-La Toronto

 

Déjate envolver por la cultura asiática con un toque canadiense en este espectacular hotel, donde no existe límite para pasar una tarde de relajación en lo que esperas tu siguiente actividad por la ciudad.

 

Tu experiencia comienza en Spa Miraj Hammam por Caudalie Paris, ubicado en el quinto piso del hotel. Aquí podrás seleccionar entre una vasta cantidad de opciones para iniciar una tarde que consienta tu cuerpo. Desde un masaje con piedras calientes de sal del Himalaya, hasta un tratamiento de belleza con body wrap a base de vino y miel, que te dejará una sensación de ligereza y tranquilidad.

 

Continúa los apapachos y descubre lo sabores que Bosk, el restaurante insignia del Shangri-La, tiene preparados para ti. Saborea las distintas notas de los alimentos inspirados en la cocina asiática con productos de cosechas locales. Ya sea que prefieras algo un poco caprichoso como una cremosa sopa de langosta con mantequilla y brandy, o caviar con huevo de codorniz acompañado de una fina pasta, que te dejarán con ganas de más.