Crece en España el número de playas libres de humo de tabaco

  • En 2006, un arenal de Cataluña se convirtió en la primera

 

Clase Turista

España registra cada vez más “playas sin humo” desde que en 2006 un arenal de Cataluña se convirtió en la primera libre de fumadores.

Al margen de que el humo moleste a las personas no fumadoras, estas playas también quedan libres de colillas.

La de L'Escala, en la Costa Brava de Cataluña, fue hace 13 años el primer arenal del país sin fumadores. La región suma actualmente un total de nueve playas en las que está prohibido fumar.

Galicia es la región más comprometida con la causa y ya suma 141 playas libres de humo, dijo la agencia noticiosa italiana Ansa.

A Galicia llegó la iniciativa de la mano de Baiona, municipio de las Rías Bajas, cuyo alcalde, Jesús Vázquez, copió en 2012 el modelo ecológico de Nueva York de prohibir el consumo de tabaco en playas y parques.

Más tarde fue el encargado de extenderlo por toda Galicia y ahora el gobierno local está asesorando al resto de España.

En esos años fue cuando el gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero aprobó la ley anti-tabaco, primero en el interior de edificios, y luego en los espacios al aire libre de centros educativos, sanitarios y parques infantiles.

Las colillas son la principal fuente de residuos en el mundo, por delante de los plásticos, según la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica. Cada año se tiran 32 mil 800 sólo en España.

Al estar en contacto con el agua, las colillas liberan una serie de sustancias nocivas y tardan una década en descomponerse. Uno de los puntos que ha provocado debate en Galicia es que de momento no se puede sancionar a quien fuma en las playas.

Es una cuestión de educación, no existe la prohibición a menos que los ayuntamientos aprueben ordenanzas que establezcan sanciones económicas. La ley antitabaco no permite multar si se fuma al aire libre.

El alcalde de Vigo, el socialista Abel Caballero, acaba de someter a consulta popular la posibilidad de crear zonas sin humo en la principal playa de la ciudad, así como en las gradas del estadio del Celta de Vigo, el Balaídos. Según Caballero, el 80 por ciento votó a favor de la restricción.

Después de las playas gallegas sin humos llegaron las de Canarias, donde ya son siete, y en una de ellas, en Mogán, en Gran Canaria, sí se aplican sanciones.

Luego se adhirieron otras regiones como Murcia y Asturias, donde este año se realiza una prueba piloto, Baleares, Valencia y Andalucía, donde de momento solo hay una.-