Tras la puerta del poder

  • Evo, el asilado incómodo    
  • Por Roberto Vizcaíno

 

Clase Turista

Si algo ha demostrado la historia de la política internacional mexicana, es que no todos los asilados aceptados por el gobierno, son gratos.

Y que la aceptación de estos asilados por los mexicanos, depende en mucho del presidente que les otorgue ese recurso.

Un caso excepcional por el hecho y por el nivel del presidente, fue el llamado exilio español. Otro notable por la aceptación mexicana fue el exilio chileno luego del pinochetazo.

Un asilo de hecho que causó incomodidad entre los mexicanos fue el del Sha de Irán en junio de 1979, quien se instaló temporalmente en Cuernavaca, y que no se sabe si por el rechazo ciudadano en su contra, o por otro motivo, terminó por irse pronto de nuestro país.

Hoy el presidente Andrés Manuel López Obrador a otorgado asilo al boliviano Evo Morales, bajo la óptica de que fue depuesto por un Golpe de Estado.

Un Golpe de Estado sui-generis efectuado mediante una carta en la que el jefe de las Fuerzas Armadas “le sugiere” -no le ordena-, renunciar como lo pedían masivamente los bolivianos. Un Golpe de Estado en el que, además, extrañamente, los militares no tomaron el poder.

Como sea que haya sido, el canciller Marcelo Ebrard se encargó de anunciar no sólo al país y al mundo del otorgamiento del asilo, sino al Senado mexicano para recabar su apoyo.

EVO, UNA MANZANA ENVENENADA PARA MONREAL

Otorgar asilos es una facultad soberana del Gobierno de la República. No había necesidad de comunicar nada al Senado ni siquiera para pedir su apoyo.

Si no fuera porque sabemos de las perversidades del poder, no pensaríamos que fue una mala jugada de Ebrard a Ricardo Monreal, quien en este momento tiene encima el gravísimo problema de solucionar sin violencia ni rompimientos de fondo lo de la elección bajo sospecha de Rosario Piedra como nueva presidenta de la CNDH.

El rechazo ciudadano registrado rápidamente ayer vía encuestas por Facebook o twitter o whatsapp indican que quizá un 70% de quienes las respondieron consideran un error de AMLO haber dado asilo a Evo Morales.

Ese rechazo envenena aún más la ya frágil -diría inexistente- relación de las oposiciones senatoriales con Monreal, en su calidad de presidente de la Junta de Coordinación Política, quien ahora no sólo tiene que resolver lo de la cuestionada elección de Piedra en la CNDH sino de negociar lo del apoyo a AMLO en su decisión de darle el asilo al expresidente populista boliviano.

Plenamente consciente del terreno que pisa Monreal dio el pleno apoyo del Senado a AMLO en su decisión de asilar a Evo Morales.

Sabe que hoy el reclamo de la oposición agrupada en las bancadas del PAN, PRI, PRD y MC se le van a lanzar a la yugular.

Un poco para disminuir esa reacción, recordó sin mucha convicción que “durante más de 60 años México ha mantenido una práctica de asilo en defensa de las personas perseguidas por razones políticas, la cual es ampliamente reconocida en el mundo y cuyo sustento se encuentra en el Derecho y los tratados internacionales”.

Más que eso no podía hacer.

Amarrado al mástil del barco senatorial, Monreal entrará hoy de frente y de lleno al tsunami provocado centralmente por los panistas quienes llegarán a impedir a como de lugar la toma de posesión de Rosario Piedra como nueva presidenta de la CNDH.

¿Qué va a pasar? Ni idea, puede que todo, puede que cualquier cosa, incluso de que haya una negociación de último segundo que garantice que todo ocurra en paz.

Monreal es especialista en eso.

Prácticamente de nada ha servido el llamado de la tabasqueña Mónica Fernández, presidenta del Senado, ayer reiteró que la elección de Piedra es cosa juzgada.

“Cuenta con la legalidad y credibilidad necesaria para que la ciudadana Rosario Piedra Ibarra pueda rendir la protesta constitucional correspondiente y asumir el cargo”, afirmó.

Y aseguró que el Senado “está impedido para realizar una nueva votación (como lo exigen no solo los senadores de la oposición, sino personajes, y otras instituciones) porque ya se llevó a cabo un proceso en el que participaron todas las partes”.

La contraparte afirma que hoy no hay nada imposible y que es cuestión de voluntad política para que se reponga la votación.

En este contexto lo de la designación de Piedra como sustituta de Luis Raúl González Pérez al frente de la CNDH dista mucho de estas concluida y cerrada.

EL PAN IMPUGNA FORMALMENTE

Para que no haya dudas, Mauricio Kuri y sus senadores del PAN interpusieron una solicitud formal a la Mesa Directiva del Senado para dejar sin efectos designación de Piedra.

Los blanquiazules alegan que el proceso “se apartó de la normatividad aplicable” y que Piedra no logró las dos terceras partes de los 116 senadores presentes que debió haber sido de 77 votos y no 76 como se registró.

Los panistas afirman que el jueves 7 de noviembre 116 senadores depositaron su voto en la urna, pero sólo fueron contabilizados 114.

Al eliminarse 2 votos, Rosario Piedra reunió “en apariencia” los votos necesarios. Sin embargo, afirman los panistas, “como lo confirmó el coordinador de Morena, Ricardo Monreal, hubo 116 votos”, por lo que la designación de Piedra debió contar con 77 votos y no 76 como se registró.

Por eso insisten en reponer la votación.

¡Vaya enredo!

AFLORÓ EL OBJETO DE LA RECHIFLA

Ayer en San Lázaro quedó en claro lo que motivó la rechifla de la tarde-noche del jueves pasado de diputados y senadores de Morena y aliados en Palacio Nacional, que dejó frio y sin sonrisas a Andrés Manuel López Obrador.

De acuerdo a trascendidos del grupo legislativo dominante, quizá entre 160 y 180 diputados de Morena y del resto de las fracciones avisaron a sus coordinadores que buscarán “reorientar” las partidas del Presupuesto de Egresos que deberá ser aprobado en los siguientes días, para que haya una aplicación de recursos suficiente a municipios de los 10 estados más pobres del país.

Estos diputados dijeron saber que el proyecto de Presupuesto presenta importantes recortes respecto del aplicado este año por concluir, en áreas como el campo, el sector pesquero, a fondos Regional, Metropolitano y Pueblos Indígenas y otros esenciales para las comunidades de al menos Oaxaca, Guerrero y Chiapas.

Al reportar esta inquietud, el diario El Universal en su columna de “Bajo Reserva” indica que los diputados inconformes saben que el Presupuesto prevé grandes beneficios para banqueros, ya que la partida “Erogaciones para Programas de Apoyos a Ahorradores y Deudores de la Banca”, obtendrá más de 44 mil millones de pesos.

En este contexto Mario Delgado tiene una tarea casi insalvable.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. / Twitter: @_Vizcaino / Facebook / https://www.facebook.com/rvizcainoa