Biden conversa con AMLO sobre política migratoria

Rate this item
(0 votes)

  • Anuncia apoyos por 4 mil mdd para naciones de Centroamérica
  • Se espera plan de reforma para regularizar a más de 11 millones de indocumentados en EU

 

Clase Turista

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, realizó sus dos primeras llamadas telefónicas, con líderes extranjeros, a sus homólogos de México, Andrés Manuel López Obrador, y de Canadá, el Primer Ministro Justin Trudeau.

López Obrador confirmó que se trato el tema migratorio, y que Biden le afirmó que Estados Unidos enviaría 4 mil millones de dólares para ayudar al desarrollo en Honduras, El Salvador y Guatemala —naciones cuyas penurias económicas y sociales han causado oleadas de migrantes que cruzan México rumbo a la frontera con Estados Unidos.

A través de Facebook, el mandatario mexicano escribió: "Conversamos con el presidente Biden, fue amable y respetuoso. Tratamos asuntos relacionados con la migración, la #COVID19 y la cooperación para el desarrollo y el bienestar. Todo indica que serán buenas las relaciones por el bien de nuestros pueblos y naciones".

La Casa Blanca emitió un comunicado en donde subraya que "La plática telefónica del viernes entre los presidentes de México, Andrés Manuel López Obrador, y de Estados Unidos, Joe Biden, sirvió para que el demócrata explicara sus planes respecto a las relaciones bilaterales, particularmente en el tema de la migración en la región".

Las autoridades de Estados Unidos indicaron que Biden utilizó la llamada para exponer su plan en el ámbito migratorio y todo lo que quiere conseguir con él, como es reducir el flujo abordando las causas de raíz: incrementar la capacidad de reasentamiento y las vías de inmigración alternativas legales; mejorar el procesamiento en la frontera para adjudicar solicitudes de asilo y revertir las "draconianas políticas de migración del gobierno anterior".

En su primer día como presidente, Biden ya firmó una serie de decretos ejecutivos sobre migración y la relación bilateral con México, como el fortalecimiento del programa DACA, para no deportar a jóvenes indocumentados, o el freno de la construcción del muro. Se espera que el próximo viernes firme más directivas sobre el tema, en particular para revertir la política de asilo de la era Trump y volver a acoger refugiados.

Está previsto que en pocos días Biden envíe al Congreso su ambicioso plan de reforma migratoria, que entre sus cláusulas incluye un camino a la ciudadanía para regularizar a más de 11 millones de indocumentados.