Acusan prácticas monopólicas en el Sistema de Alerta Sísmica de Ecatepec

  • Califican de irregular el favoritismo a una sola empresa del sector

 

Clase Turista

No obstante su obsolescencia, el Sistema de Alertas Sísmicas sigue ganando terreno en México, pues ahora Ecatepec trata de adoptar este tipo de alertamiento.

El pasado 20 de agosto de 2019 el municipio anunció un gasto inicial de 6 millones de pesos para comenzar a equipar su propia alerta sísmica, con 5 equipos y 120 puntos para colocar altavoces, que ese mismo día fueron probados, los mismos que ha tenido tantos altibajos en la ciudad de México.

La directora de Protección Civil de ese Municipio, Victoria Arriaga Ramírez comentó a medios de Información que la intención de adquirir los equipos es para dotar al municipio de una red de alertamiento temprano multirriesgo y Sistema de Alerta Sísmica.

Cabe destacar que dicha funcionaria, según ha trascendido en redes sociales, la única experiencia profesional que reporta es haber sido coordinadora de circulación del periódico local Extra, la noticia en caliente, y no tiene formación académica o experiencia alguna en materia de protección civil y, sin embargo, como titular de la Dirección de Protección Civil y Bomberos del ayuntamiento de Ecatepec, tendrá en sus manos la selección de la empresa proveedora de la Alerta.

Todo hace indicar que este problemático municipio de Edomex incurrirá en las mismas irregularidades de la CDMX, pues a pesar de que en un primer momento declararon desierta la licitación tratarán de adoptar el mismo Sistema que en la ciudad de México, el SARMEX, que especialistas en Protección Civil han señalado como obsoleta y deficiente; baste señalar que en el reciente simulacro del pasado 19 de septiembre 4% de los altavoces de este simulacro no funcionaron, según aceptaron las autoridades de la CDXM.

Además, para la asignación de los recursos destinados para este sistema, presumiblemente, habrá la misma opacidad que en CDMX, donde inexplicablemente y sin justificación técnica alguna se han desechado otros sistemas de alertamiento más modernos y eficientes, con tal de favorecer a la empresa Mdreieck, de origen estadounidense, que es la misma proveedora monopólica en la CDMX.

Los receptores que están a prueba son los SARMEX R PA400 y PA200 que son los que emiten el sonido oficial del Sistema de Alerta Sísmica Mexicano SASMEX, es decir, los mismos que han tenido todas las fallas descritas en CDMX.

Tal vez como presagio, el día de la “prueba oficial”, en Ecatepec, el sonido del alertamiento provocó pánico y confusión, entre los ciudadanos que escucharon el ya conocido audio, pues como nadie les avisó de la “prueba” no supieron cómo reaccionar y, para no variar, hubo zonas en las cuales la supuesta Alerta no se activó.

Además de ello, quizá por la prisa de favorecer a esa empresa, las autoridades de Protección Civil ecatepequenses no tomaron en cuenta que ya el 26 de abril de 2019 las Comisiones de Gobernación y Asuntos Constitucionales y la de Protección Civil del Congreso del Edomex aprobaron la instalación de un sistema de alertas sísmicas y tempranas en las zonas de riesgo con alta concentración poblacional, entre ellas Ecatepec, y para garantizar su viabilidad acordaron destinar para este fin hasta 60 por ciento del Fondo Estatal de Desastres que este año asciende a 500 millones de pesos.

No queda claro si el Sistema adoptado por Ecatepec se hará con esos recursos destinados por el Gobierno Estatal o van a operar dos sistemas de alerta, uno municipal y otro estatal.

Por si fuera poco, otros países como Japón ya han vuelto la mirada a nuevas opciones, pues a diferencia de lo que ocurre en México, en ese país las alertas llegan en forma de imágenes con avisos de que un temblor se aproxima; estas alertas pueden ser vía mensaje en el celular, pues las principales proveedoras están obligadas a tener la aplicación, además de un sonido de campanas; y además de los celulares la alerta se difunde por Radio y Televisión.

Algunas proveedoras de TV por cable también cuentan con un servicio de paga para avisar a los clientes. El sistema permite alertar, además de a los ciudadanos, a las centrales nucleares e incluso a los sistemas de transporte como el ferrocarril o el tren para que reduzcan la velocidad o frenen, y evitar así un descarrilamiento al momento del temblor.

Expertos en la materia sugieren que urge una revisión exhaustiva de los medios y nuevas tecnologías de alertamiento, así como los procesos de designación para erradicar prácticas monopólicas, pues Ecatepec, además de sus ya tradicionales problemas de inundaciones, inseguridad y delincuencia creciente, ahora enfrenta la incertidumbre de la calidad y eficiencia de sistema en el cual deberán confiar sus pobladores para recibir con oportunidad una alerta de desastres de la cual podría depender su vida.