¿Cómo cuidar la pancita en el embarazo?

  • Se recomienda utilizar productos con ingredientes naturales, para la piel

 

Clase Turista


El embarazo trae de la mano muchos cambios corporales y emocionales debido a procesos hormonales que se viven durante el proceso, sin embargo, es una de las experiencias más lindas para las madres. En el marco del Día de las Madres, te compartimos algunos consejos que pueden ser de gran ayuda para cuidar la pancita y disminuir las transformaciones que puede tener a causa del embarazo como estrías, resequedad y flacidez.

El agua, tu mejor aliado

La hidratación comienza de adentro hacia fuera, por ello es muy importante tomar la cantidad de agua que tu cuerpo necesita, pero ¿cómo lo calculo? Es muy sencillo, debes multiplicar tu peso por 0.033 y te saldrá la cantidad exacta de litros que requiere tu cuerpo para mantenerse hidratado, recuerda que hidratación es sinónimo de elasticidad.

Humecta la pancita

Durante el embarazo, la piel tiende a romperse porque se estira en grandes proporciones en poco tiempo generando la aparición de estrías y resequedad. El uso de cremas humectantes con ingredientes naturales como el karité, la vitamina E y el kokum proporcionan una alta humectación para proteger y regenerar la piel como la Crema Humectante Efecto Mate de Sopharma pH5 que, además, mantiene los niveles de pH balanceados, ya que esto es muy importante durante el embarazo porque gracias a los cambios hormonales el pH sufre alteraciones volviendo la piel más sensible e hiperreactiva. Te aconsejamos que utilices la crema a cualquier hora del día siempre que la necesites.

Ten cuidado con los antojos

En esta etapa todo se antoja, sobre todo los postres y es válido complacer esos gustos, la clave está en las porciones. Mantén una dieta balanceada que aporte los nutrientes necesarios para ti y tu bebé y cuando tengas antojo de algún postre solo cerciórate que la cantidad sea la adecuada para tu cuerpo.

Evita los parabenos, colorantes y formaldehídos

Durante el embarazo, la piel se vuelve más sensible e irritable por lo que, se recomienda utilizar productos con ingredientes naturales que sean libres de parabenos, colorantes y formaldehídos, ya que pueden causar irritación e incluso pueden llegar a ser tóxicos. Te recomendamos que revises las etiquetas de tus productos cosméticos y optes por opciones que sean gentiles con tu piel.

Camina, camina, camina

Aunque no lo creas, caminar se volverá parte fundamental para que tu embarazo sea más sencillo, ya que ayuda a fortalecer los músculos, activa la circulación sanguínea y previene la hinchazón. Asimismo, la activación ayuda a que la producción de colágeno sea mayor, reduciendo la aparición de estrías y resequedad.

Así que ya lo sabes, es cuestión de poner en marcha estas recomendaciones para tener una pancita cuidada y sana. Recuerda que todos los cuerpos son diferentes y la imperfección hace la perfección.

¡Feliz día de las Madres!