Se esperan a cientos de turistas en Feria de la Piñata en Acolman

  • Se llevará a cabo del 15 al 19 de diciembre

 

 

Clase Turista

Como ya es tradición, este Pueblo con Encanto recibirá con afecto y expectación a los turistas nacionales y extranjeros que asistan a la Feria de la Piñata, que este año se llevará a cabo del 15 al 19 de diciembre próximos.
En este poblado mexiquense, los artesanos crean cada año gran variedad de piñatas, de figuras y tamaños diferentes, que se rompen en las los festejos de Navidad y fin de año.
La historia de las piñatas tiene su origen a fines del Siglo XVI, y desde entonces se fueron haciendo populares gracias a las primeras posadas que se realizaban durante las Misas de Aguinaldo, celebradas por los monjes del Convento de San Agustín.
Actualmente, María del Rocío y Ana Lilia Ortiz Zacarías, son artesanas del municipio de Acolman, y se sienten orgullosas de continuar el legado de su madre, doña "Romanita" Zacarías.
“Mi mamá es la que inició el proyecto para poder elaborar unas piñatas; conforme iban pasando los años aumentaban los clientes, aumentaba nuestra producción, y es así como ella fue la pionera para elaborar las piñatas”, expresó María del Rocío.
Para ellas, este trabajo es motivo de gran satisfacción, porque su madre supo conservar y dar vida a esta tradición, enseñándoles que se hace con esmero, dedicación y cariños; además de preservar las tradiciones, es un ingreso económico para sacar adelante a una familia.
Este oficio se ha convertido en un negocio familiar, aunque en fechas decembrinas, ante el incremento de la demanda, se apoyan con personal externo para cubrir el volumen de piñatas que se les solicitan.
Para María del Rocío, la Feria de la Piñata, que se lleva a cabo desde hace más de 30 años en este municipio, ha sido un factor de gran promoción y venta de las tradicionales piñatas de picos, características de la temporada navideña.
Explicó que para su elaboración utilizan diversos tipos de papel, como el de china, crepé, y periódico, así como cartón, engrudo y silicón, elementos que les permiten tener una piñata muy resistente.
“Primeramente, porque son artesanales, y la segunda es porque ya son exportadas. Nosotros no exportamos, pero viene gente que se las lleva a otro país”, añadió.
A raíz de la celebración de la feria, afirmó, empezó a llegar un mayor número de compradores de distintos municipios del Estado de México, e incluso de otras entidades de la República mexicana.
Las adquieren para sus fiestas familiares o bien, en mayoreo, para venderlas en mercados y establecimientos comerciales de otro tipo, destacó.
Quienes tengan la intención de asistir a la Feria de la Piñata podrán encontrar precios variados, desde 20 pesos a dos mil 500 pesos, que es lo que cuesta una de 2.5 metros de altura.
“Qué mejor que comprar una piñata de aquí, no rompas tus tradiciones mejor rompe una piñata”, destacó María del Rocío al invitar a todas las personas a visitar la feria.

Video del día

Video relevante