Resaltan importancia de diagnóstico oportuno de atresia de vías biliares

  • Afecta a uno de cada 10 mil a 18 mil nacidos vivos aproximadamente

 

Clase Turista

La experta María Guadalupe Gutiérrez Guerrero dijo que la detección oportuna de la atresia de vías biliares es fundamental para mejorar el pronóstico del paciente, el cual idóneamente debe ser intervenido quirúrgicamente antes de cumplir los primeros dos meses de vida.
La titular de Prevención y Atención a la Salud del IMSS Jalisco agregó que la enfermedad, cuyo origen se desconoce, afecta a uno de cada 10 mil a 18 mil nacidos vivos aproximadamente.
Apuntó que la atresia de vías biliares se caracteriza por la obstrucción del llamado árbol biliar, conformado por conductos que tanto fuera como dentro del hígado tienen una función importante de eliminación de los desechos de dicho órgano, a la vez que transportan sales que ayudan a que el intestino delgado realice de manera adecuada la descomposición de las grasas.
Añadió que en algunos bebés, estos conductos se encuentran tapados desde el nacimiento, por lo que empieza a haber manifestaciones inicialmente a nivel de las evacuaciones, las cuales se tornan de un color amarillo muy pálido o blancas, por lo que el papel de la madre o del cuidador del recién nacido es fundamental para captar a tiempo la afección.
Manifestó que la detección oportuna de atresia de vías biliares forma parte del tamiz neonatal que se realiza a todo recién nacido en el instituto.
"Generalmente cuando un niño egresa del hospital se le entrega a la mamá una cartilla colorimétrica que muestra diferentes tonalidades de las heces fecales, para que cuando capte alguna anormalidad acuda de inmediato a su unidad de Medicina Familiar e inicie el proceso que culminará con una cirugía de derivación para suplir la función de los conductos dañados o incluso no formados".
Precisó que cuando el árbol biliar está tapado el hígado se daña, "puede llevar al paciente a una insuficiencia en dicho órgano que dadas sus funciones como el principal 'laboratorio del organismo' puede ser mortal".
Explicó que a partir del sétimo día del nacimiento, la mamá debe vigilar el color de las evacuaciones del bebé y al momento que capte que éstas son incoloras, debe acudir de manera inmediata a su unidad de Medicina Familiar.
"Donde de inicio se le hace una prueba de bilirrubinas y de confirmarse la enfermedad se envía de inmediato al hospital de segundo nivel, donde se hace una serie de exámenes muy complejos, la finalidad es que antes de los 60 días de nacido el niño haya sido intervenido".
Resaltó la importancia de un diagnóstico temprano de esta afectación, "atendido a tiempo este tipo de casos optimiza el pronóstico del paciente y da un margen mayor para la solución definitiva del mismo, es decir, el trasplante de hígado".

Video del día

Video relevante